Marcelo Rossini: Agro Centros - Servicios para el agro



Fertilización de cultivos: nuevas prácticas.

El uso de fertilizantes en Argentina ha tenido un crecimiento importante, asociado a una mayor proporción de cultivos fertilizados y a una mayor dosis por hectáreas. Sin embargo este incremento aún no ha logrado reponer proporcionalmente al suelo los nutrientes que se le extraen.

Cultivos fertilizados

El uso de fertilizantes en Argentina se ha incrementado en los últimos 15 años (figura 1). El análisis a través del tiempo destaca, que en la década del 80 los principales cultivos fertilizados eran de tipo intensivo, sindo principalmente caña de azúcar, hortalizas, frutales, y vid. Por otro lado, los primeros cultivos extensivos en fertilizarse masivamente han sido el trigo y el maíz, registrándose en los últimos años una tendencia cada vez más creciente por parte de los productores a fertilizar también el cultivo de soja (Figura 2).

Figura 1Figura 1. Consumo de fertilizante en argentina. Fuente: Fertilizar Asociación Civil.

Figura 2Figura 2. Fertilización por cultivo en la pampa húmeda. el porcentaje corresponde a los productores que contestaron que siempre fertilizan el cultivo. Paneles Agropecuarios - Icasa, Mora y Araujo y Asociados, 2004.

Basándose en la encuesta que Icasa realizó para Fertilizar Asociación Civil, podemos observar que durante la campaña 2005/2006, el 98% de los productores relevados fertilizaron el trigo y el maíz.

Entre los productores que iban a hacer soja de segunda, un 68% contestó que había tenido en cuenta los requerimientos de la leguminosa en el momento de fertilizar el trigo. Además, en la misma encuesta, el 73% de los productores confirmó las intenciones de fertilizar la soja de 1ra. Este porcentaje no es representativo de la superficie de la soja sembrada, ya que las zonas más importantes de siembra de soja, son las más demoradas en la incorporación de fertilizantes en sus planteos (Figura 3).

Figura 3Figura 3. Porcentaje de los productores que no fertilizan la soja de primera en las distintas regiones de la pampa húmeda, en la campaña 2005-06. - Icasa Mora y Araujo y Asociados para Fertilizar Asociación Civil.

Reposición de nutrientes

Teniendo en cuenta los porcentajes de fertilización presentados anteriormente, podemos deducir que el balance de nutrientes es negativo, y que está asociado a aquellas rotaciones con mayor presencia del cultivo de soja y a las zonas donde este cultivo es menos fertilizado.

En los último años el concepto de balance de nutrientes empezó a ser tomado en cuenta. Según este criterio, la explotación de nutrientes que se produce con las cosechas debe ser repuesta en fertilizantes para mantener los niveles de fósforo, potasio y azufre del suelo. En el caso del nitrógeno, debemos tener en cuenta el aporte que pueden hacer las pasturas de leguminosas. Es importante destacar que la soja, a pesar de ser leguminosa, extrae más nitrógeno del sistema del que fijan sus nódulos.

En la campaña 2004 -2005, que fue record de cosecha y de consumo de fertilizantes, se mojoraron los índices de reposición de P y S, aunque el balance general es ampliamente deficitario (cuadro 1).

N P K S
30 % 44 % 2 % 16 %
Cuadro 1: Reposición de los nutrientes campaña 2004-05 para los cultivos de soja, maíz y girasol.

Dosis de fertilización

El aumento de dosis de fertilización se debe a un doble efecto, por un lado, mayor necesidad de nutrientes por un aumento en los rendimientos, por otro lado, menor oferta de nutrientes debido al desgaste de los suelos.

El rendimiento promedio de maíz y trigo es coincidente con el aumento de la fertilización y debemos tener en cuenta que los aumentos proyectados de rendimiento van claramente asociados a la mayor incorporación -entre otras tecnologías- de fertilizantes.

Desarrollo de logística

Con el desarrollo de volumen de mercado, se generaron desarrollos en los productos y los envases. Esto es lógico porque las mayores dosis por hectárea obligan a manejar dentro de los establecimientos agropecuarios gran cantidad de toneladas de fertilizante. El caso de la bolsa es paradigmático, es eficiente manejar fertilizante en bolsas cuando las cantidades son pequeñas , ya que no requiere de herramientas especiales para lograrlo. Sin embargo, cuando las dosis son importantes, es más eficaz cambiar hacia herramientas que nos permitan mover gran cantidad de fertilizantes con poco esfuerzo. Es este sentido se desarrollaron inversiones especiales para manejar los fertilizantes a granel, tanto en sólidos como en líquidos. Teniendo en cuenta la encuesta de Icasa, tan sólo un tercio de los productores utilizaron fertilizantes en bolsas.

PASA Fertilizantes de PETROBRAS, acompaño a su cadena de distribución para ofrecer fertilizantes a granel, y desarrollo desde 1994 el mercado de los fertilizantes líquidos que hoy conocemos como SolMIX. Para nuestra compañía el concepto de fertilizantes líquidos está asociado a practicidad de operación en el campo.

Formas de aplicación

La siembra directa generó cambios importantes en el suelo. Uno de estos cambios (el rastrojo en superficie) genera un aumento en la volatilización de los fertilizantes ureícos aplicados en superficie en cultivos estivales. Los ensayos demostraron desde un principio la importancia de incorporar la urea en el cultivo de maíz para aumentar su eficiencia de uso. Como esta incorporación debía realizarse sin remover el entresurco, las "incorporadoras" fueron desplazando a los escardillos con cajones fertilizadores, que se utilizaban en el principio de la década del 90.

La otra línea de trabajo de las empresas fue generando fertilizantes alternativos de baja volatilización como el CAN y el UAN. Consideramos, a los fertilizantes líquidos "SolMIX" (con N y S), como el último escalón de esta evolución, debido a su exclusiva fórmula con tiosulfato que posee muy baja volatilización, logrando una alta eficiencia de aplicaciones en superficie. De esta forma se simplifican los trabajos sin perder calidad de aplicación.

En cuando a las herramientas de fertilización al voleo, las fertilizadoras con uno o dos platos y tolvas mayores a 2000 kilos, reemplazaron a las pendulares con tolvas menores. Por su parte, las fertilizadoras con distribución neumática no han tenido un desarrollo importante hasta la fecha. En cambio, la pulverizadora se ha convertido en una excelente fertilizadora, por su gran capacidad de trabajo, dosificación precisa y homogeneidad de distribución (Figura 4). Además están sindo exitosamente adaptadas a la fertilización variable.

Figura 4Figura 4. Fertilización en superficie, distribución de una fertilización de platos y una distribución con botalón (líquidos con pulverizadora, sólidos con neumáticas)

Nutrientes aplicados

Los nutrientes que se utilizan en cereales son nitrógeno (N), fósforo (P) y azufre (S) y en soja P más S. El punto de partida en el uso de azufre en Argentina, surge de los trabajos que el INTA Casilda (Ings. Martinez y Cordone) desarrolló en su zona a mediados de la década de los 90. La práctica se propagó rápidamente por distintas regiones y cultivos del país, empujando el consumo a una alta tasa de crecimiento (Figura 5). Para no generar aplicaciones adicionales, la fertilización azufrada se realiza acoplada a la fertilización nitrogenada o fosfatada. De esta manera creció el consumo de fertilizantes en mezclas P-S (principalmente sólidas) y N-S (principalmente líquidas).

Figura 5Figura 5. Consumo de azufre en Argentina, medido con miles de toneladas de azufre (S). Fuentes propias

Reflexiones finales

  • El aumento del consumo de fertilizantes en nuestro país fue consecuencia directa del esfuerzo de los productores en la adopción de nuevas tecnologías, que se vio reflejado en los aumentos de producción de granos.
  • A pesar de este crecimiento, el desbalance sigue siendo muy marcado y deberá ser corregido especialmente para fósforo (P) en los próximos años, dado el deterioro actual de los suelos. Este desbalance está asociado especialmente al cultivo de soja y es llamativo que las zonas más sojeras sean las demoradas en la adopción de esta práctica.
  • La utilización de azufre (S) es aún nueva en nuestro país y seguirá teniendo una importante tasa de crecimiento debido a los excelentes resultados que se están registrando en algunas zonas donde no se utiliza masivamente (Sudeste de Buenos Aires, Litoral) y por el crecimiento de la fertilización de soja en algunas zonas como Sur y Centro de Córdoba.
  • En cuanto a las formas de aplicación, se está trabajando fuerte en algunas zonas con alta variabilidad de suelos, para lograr aplicaciones diferentes que nos aproximen a una fertilización de precisión.
  • Por último es interesante destacar que esta revolución en el uso de fertilizantes es más agrícola que ganadera, ya que la fertilización de forrajes se presenta estancada.

Fuente: Revista FertiPASA de PASA Fertlizantes de Petrobras | Publicación Nº 23 de Febrero 2006 | Páginas 2 a 7


MarceloRossini | Distribuidor de Combustibles, Lubricantes Lubrax, Asfaltos y Fertilizantes.

Todos los derechos reservados (C)(R) 2006-2014 - Logos y marcas en este sitio web son de sus correspondiente propietarios.

Oficinas comerciales: Bv. Belgrano 399 | Calchaquí (Santa Fe) - Argentina | Tel.: +54 (03483) 470-404

Aspectos Legales: Privacidad | Condiciones de uso de este sitio web | Sobre este sitio web

INFOSOFT Studio'S | Diseño y desarrollo de sitios web